Mi verdadero hilo rojo

Hoy os traigo este maravilloso artículo de una de mis psicólogas favoritas: Marlen Ayala.

En algún momento de tu vida seguramente escuchaste la historia japonesa de “El hilo rojo”, ese supuesto hilo invisible que conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. Este se puede estirar, contraer o enredar, pero nunca romper. Y de esta manera encontraras a tu verdadero amor, ese amor que sueñas desde que eres niña, ese amor que imaginas que llegará para alegrarte todos tus días y al final serás feliz como todas aquellas princesas de los cuentos de hadas que leías. Y entonces vas por la vida ansiando encontrar eso tan anhelado, esperando que esta vez sí sea la persona definitiva, esa persona con la cual estas destinada a ser plenamente feliz.

¿Y si el hilo rojo no nos conecta con otra persona?

Pero ¿Qué sucede cuando pasa el tiempo y no llega esa persona especial? o ¿Qué pasa cuando terminas aceptando una relación mediocre, por aferrarte a encontrar ese amor ideal?, dentro de las historias, leyendas o cuentos, jamás nos dicen realmente como lidiar con la frustración, los miedos o las inseguridades que tendrás en la búsqueda de una pareja, la realidad es, que muchas veces buscamos a ese príncipe de cuentos, en un mundo real y es ahí, justamente, donde iniciamos la lucha constante de encontrar a tu otra mitad…

Pero que sucedería si en vez de querer encontrar lo que te falta en otra persona, para así, ser plena y feliz, mejor decides ver lo que si tienes y arrancarte ese supuesto hilo rojo de tajo, si realmente existe ese hilo, úsalo, pero úsalo para sanar con todo tu amor cada parte que este fracturada dentro de ti, para zurcir cada herida que fuiste teniendo en tu vida que te llevo a creer que alguien más podría darte la felicidad, tranquilidad y bienestar, que solo te toca a ti construir.

Recuerda que no importa tu historia o las decisiones que te llevaron a esta situación, porque realmente lo que importa es que quieras mejorar tu vida, que logres encontrar esa plenitud de la que tanto te hablan, que descubras que el verdadero amor esta en ti, en cada acción buena y sana que haces para ti misa, no te permitas seguir con cuentos o historias que pueden sonar muy bellas, pero que en realidad solo fomentan la idealización del ser amado, si tu quieres tener un buen compañero de vida tienes que trabajar desde adentro de ti, para saber realmente que quieres o no en una persona y así poder llenar vacíos o situaciones personales, que son las que te pueden llevar a una equivocada selección de pareja.

Mi verdadero hilo rojo

Y desde ahora, cada vez que visualices ese hilo rojo, no olvides pensar que con la única persona que te conecta, es contigo misma, porque tu eres un ser completo, capaz de forjar un presente y un futuro estable en todos los sentidos, un ser que ama, pero ahora desde el respeto a ti misma y de la conciencia de lo que ya no quieres en tu vida.

Por: Lic. en Psicología Marlen Ayala

Mabel Mujer Amada