Compartir publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
¿Tienes juicio o realmente son prejuicios?

Hoy me gustaría analizar brevemente el tema del juicio y la diferencia a lo que llamamos los prejuicios. Me parece importante saber distinguir entre estos términos, usarlos con cabeza y conocer su significado para nuestras interacciones sociales.

Alguna vez he leído que los prejuicios nos protegen del peligro, nos ayudan a minimizar los riesgos y por lo tanto no son nada malo. Yo misma no estoy de acuerdo y me gustaría explicarle al mundo el por qué.

¿Qué son los prejuicios y qué es lo que los diferencia del tener juicio?

El prejuicio es la acción y efecto de prejuzgar (juzgar las cosas sin tener cabal conocimiento o antes del tiempo oportuno). Un prejuicio, por lo tanto, es una opinión previa acerca de algo que se conoce poco o mal. Hay prejuicios negativos y positivos pero en la mayoría de los casos, el término “prejuicio” tiene un significado negativo y también se entiende como tal. Los prejuicios existen en todas las sociedades y en todas las clases.

El término juicio, que proviene del latín iudicium, tiene diversos usos. Se trata, por ejemplo, de la facultad del alma que permite distinguir entre el bien y el mal o entre lo verdadero y lo falso. El juicio también puede ser una opinión, un dictamen o un parecer. El juicio está formado por un sujeto (el concepto de objeto del juicio), un predicado (el concepto que se aplica al sujeto) y la cópula (lo que estable si lo pensado es propio o no del objeto del juicio). Es lo que nos permite sobrevivir en nuestro día a día, tomar decisiones y valorar opciones. Actuar con juicio es saber clasificar (correctamente) y con racionalidad, siempre teniendo en cuenta que quedará si o si ese punto subjetivo (claro, al final somos humanos…). 

Dicho esto, podemos concluir el significado del tener juicio: Exacto. Es muy alto. Tener juicio es saber juzgar situaciones (¡Ojo!, no personas) e implica un trabajo cognitivo de valoración.

A diferencia de esto los prejuicios no implican ninguna valoración, ni siquiera implican pensar y son más bien un reflejo de nuestros cerebros. Si por ejemplo NO le respondemos a una persona por el simple hecho que tiene un aspecto un poco diferente (pero si le hubiéramos respondido a una persona que encaja un poco más con nuestra imagen de interlocutor apropiado) NO valoramos en absoluto la  situación y solo nos dejamos guiar por nuestros prejuicios.

¿Es una forma de protegernos? Quizás. Pero en la mayría de los casos no es una protección necesaria. Hablar con todo el mundo sin tener prejuicios, no implica una falta de  juicio. Subirse al coche de un desconocido con cara de bueno después de unas siete copas, es tener prejuicios positivos (tiene cara de bueno=será buena persona) y además no tener juicio (no valorar que las siete copas disminuyen considerablemente la capacidad de conducir).

En fin….

En mi opinión los prejuicios NO son algo bueno, todo lo contrario. Personas que se dejan guiar por sus prejuicios simplemente reaccionan a un impulso, no se permiten conocer, hacer propias experiencias, pensar y valorar por su cuenta.

¿Quizás por pereza? ¿Por miedo? 

¿Tú qué piensas al respecto? ¿Por qué tenemos tantos prejuicios?

Os deseo una maravillosa semana y os mando un abrazo muy fuerte…

Cindy Alva

Cindy Alva

¿Cómo llegué a todo esto? Pues hace unos años pasé por una etapa en la que no estaba muy segura de dónde quería ir ni qué era lo que realmente quería. Y eso aunque siempre he sido una chica muy centrada y responsable. Estaba un poco perdida la verdad y de repente me vino la idéa de escribir un libro (en alemán) que procesaba todo lo que estaba experimentando en ese momento y del que nunca pensé que alguien lo iba a leer. Pues me equivoqué. Después de darme cuenta que mi historia le gustaba a la gente , me dejé fluir un poco y aquí estoy - escribiendo un BLOG en castellano...

más sobre mis libros

Comentarios

Cindy Alva

Cómo llegué a todo esto? Pues hace unos años pasé por una etapa en la que no estaba muy segura de dónde quería ir ni qué era lo que realmente quería. Y eso aunque siempre he sido una chica muy centrada y responsable.

Otras publicaciones

Nuestros sueños

son lo más valioso que tenemos y por eso - ¡Haz, lo que quieras hacer!

al Online Shop

Babum

¿Alguna vez has tenido un secreto que no querías contar a nadie? ¿Alguna vez te has preguntado si tu relación es lo que realmente quieres? ¿Si de verdad estás contenta? Mi novela sobre lo que significa la aventura, el amor, la felicidad y sobre quien es la persona con la que realmente estamos comprometidas: Nosotras mismas

Una historia de amor…

más sobre mi libro