Cómo sabe la vida a partir de los 50…

Muchas mujeres seguramente han pensado alguna vez, que a partir de los 50 años has vivido y experimentado todo lo que hay que experimentar. Cuando digo todo, me refiero a que has sido niña, adolecente, esposa, amante, quizás divorciada, y algunas hasta ya son abuelas. La vida ya tiene otro sabor, lleno de experiencia y con un toque de sabiduría.

Muchas son felices y aprecian sus vidas. Pero también existen las que solo la aceptan y prefieren no pensarlo demasiado.

Otras mujeres evolucionan diferente y desean otra cosa, sienten que hay algo más que vivir y experimentar. Yo pertenezco a ese segundo grupo y me veo afortunada por ser así. Pero admíto que también implica problemas y sufrimiento.

Cuando notas que después de muchos años algo en tí ha cambiado, que el amor se ha ido y tienes a tu lado a alguien que quieres de corazón pero para tí es mas un amigo que una pareja, sufres. Tu sufres, el sufre y ambos saben que esto no tendrá un final feliz… Tu sientes que no puedes complacerlo y le haces daño. Cuando ya no puedes darle lo que el desea y espera de ti como esposa, el sufrimiento llega a un punto insoportable. En ese momento te armas de fuerzas y terminas esa relacion.

¿Soledad o libertad?

Actualmente vivo sola . En estos momentos  me siento como un pajaro cuando le abren las puertas de la jaula de oro en la que se encontraba. LIBERTAD! Ahora soy libre – libre como el viento… Hoy en día disfruto de lo fresco del aire que respiro , el cantar de los pajaros cuando corro en el bosque. El sonido del agua cuando paseo por el rio.

Siempre digo que a partir de los 50 nos lo podemos permitir todo. ¿Que tenemos ya que perder?

Vivír cada momento con plenitud, con gusto .

Eso sí, sin olvidar tu escencia, el quien eres.

Yo soy una mujer de familia , y desde que tengo uso de razon siempre permanecí en compañia. ¡Si ! Les confieso que siempre he pensado que necesitaba a alguién a mi lado y que no era fácil andar por la vida sola. Siempre he dicho: Como un perro sin dueño… Hoy pienso un poco distinto y he visto que es mejor estar sola que mal acompañada o infeliz.

De todas formas quiero dejar claro que no es mi intención cerrarme al amor.

Creo que cada uno de nosotros necesitamos de un gesto cariñoso, de una palabra bonita, alguien quien te coloque la mano en los hombros y te consuele cuando estés triste. Alguien quien se ría contigo cuando estés feliz. Alguien con quien COMPARTIR! Creo que para el inicio de una nueva etapa, el tiempo es el mejor amigo . Así que esperaré con paciencia…

Este verano disfruté de cada rayo de sol y trato de no pensar en lo que dejé atrás, trato de no presionar el futuro.  Intento concentrarme en el PRESENTE.

En ser feliz.